HOUSTON EN PROBLEMAS

J. J. Watt tendrá que esperar hasta la próxima temporada para buscar un hito sin precedentes aspirando a ganar su cuarto premio como Mejor Jugador Defensivo del año.

El jugador defensivo más dominante de la NFL se volvió a lesionar de la espalda durante la derrota de los Houston Texans 0-27 contra los New England Patriots, según informó Ian Rapoport de NFL Insider, a través de una fuente del equipo.

De ser puesto en la lista de reservas lesionados, Watt, tres veces ganador del premio como Defensivo del Año, podría reincorporarse con los Texans en seis semanas y podría ser elegible para jugar en ocho, por lo que podría jugar ante los San Diego Chargers el 27 de noviembre.

La NFL fue la primera en reportar la noticia a través de su página de internet.

Watt no participó en la pretemporada de los Texans para recuperarse de una cirugía por un disco herniado a la que se sometió en julio. El defensivo jugó lesionado gran parte de la temporada de 2015.

De acuerdo a fuentes citadas en el reporte, Watt agravó la dolencia en la espalda durante la derrota los Texans ante los New England Patriots en el inicio de la Semana 3 del calendario regular.

En 2016, Watt, de 27 años, ha tenido un desempeño discreto y su mejor partido fue en la Semana 2, ante los Kansas City Chiefs, cuando registró 1.5 capturas de quarterback y un balón suelto recuperado.

El lunes, Watt no entrenó, pero el coach de los Texans, Bill O'Brien, indicó que sólo le dio el día libre al defensivo, que nunca se ha perdido un juego en seis años en la NFL.