¡INFIERNO EN EL AZUL!

Cruz Azul volvió a las andadas y anoche sus errores lo llevaron a perder otra vez en casa, ahora 0-1 ante Diablos Rojos de Toluca, en partido de la fecha 10 del Torneo Apertura 2016 de la Liga MX de futbol, en el estado Azul.

Resultado de un yerro en su salida al perder el balón, la “Máquina” recibió el único tanto del encuentro por conducto del argentino Pablo Barrientos en el minuto 13, quien, así, le consiguió el tercer triunfo consecutivo a su escuadra.

Esta victoria le permite al conjunto escarlata llegar a 16 unidades en la clasificación general, que lo ponen entre los cinco mejores de la competencia, en tanto el once celeste se queda en once unidades y no termina de levantar.

Cuando parecía que en cualquier momento le haría daño a la meta de Alfredo Talavera, la “Máquina Celeste” recibió el 1-0 en contra en el minuto 13, con el tanto de Barrientos, luego de que el local perdió la pelota en medio campo.

En la segunda parte, los dirigidos por Tomás Boy iniciaron con un ritmo diferente y agobiaron la meta de Talavera, quien, como pudo, aguantó lo que el conjunto local le mandó para mantener su meta inviolada en ese “despertar” celeste.

Ese instante por poco le cuesta a Cruz Azul, cuando, en un despeje largo de la visita, el balón llegó a Jesús Corona, quien en su despeje dejó la pelota en el colombiano Fernando Uribe, pero este, con marco abierto echó su tiro fuera de forma increíble, al minuto 51.

Ante la inoperancia y los movimientos de Tomás Boy al meter a Erick Torres y sacar al paraguayo Jorge Benítez, la afición azul comenzó a pedir la salida del ex jugador de Chivas y del propio estratega, dados los resultados en este cotejo.

Diablos Rojos tuvo para ampliar el marcador a 2-0, ya en el minuto 90, pero Fernando Uribe no salió en su noche y dejó ir otro mano a mano con Corona, ante el que ya llegó sin aire y sacó un tiro desviado, cuando ya se cantaba el gol.

Bueno el trabajo del silbante Diego Montaño Robles, quien llevó bien las acciones del encuentro y solamente amonestó a Erbin Trejo, de Diablos Rojos.