Adam Peaty se lleva el oro en 100 metros en Mundial de Natación

El británico Adam Peaty sólo actuó hoy para ganar la triple corona en los 100 metros de nado de pecho y dejó a los aficionados con las ganas de ver otro récord mundial en su final de los Campeonatos Mundiales de Natación que se disputan en esta ciudad de Corea del Sur.

En el Nambu Aquatics Center, el europeo nadó los 100 metros en 56 segundos y 88 centésimas en su ronda semifinal llevada a cabo el domingo, y todos esperaban que hoy, en la final, volviera a mejorar su propio récord mundial, pero no lo hizo, su tiempo fue de 57.14 segundos, con lo que ganó la triple corona.

La medalla de plata correspondió a su compatriota James Wilby, al marcar 58.46 segundos, y el bronce al chino Zibei Yan, con 58.63. En tanto que para la final femenil de los 100 metros de nado estilo mariposa se presentó la reina de la prueba, la sueca Sarah Sjoestroem, a continuar en su reinado, pero la canadiense Margaret MaCneil, de 19 años, se lo impidió.

Margaret MaCNeil es obviamente una especialista en mariposa y hoy logró su gran título con 55 segundos y 83 centésimas; en tanto que Sarah Sjoestroem, quien llevaba cuatro títulos consecutivos, registró 56.22 segundos, siendo el bronce para la australiana Emma McKeon, con 56.61.

A su vez, el estadounidense Caeleb Dressel conquistó la medalla de oro en los 50 metros de nado de mariposa con 22 segundos y 35 centésimas, para un nuevo récord de campeonato.

El ruso Oleg Kostin se quedó con la presea de plata, con 22.70 segundos, y el brasileño Nicholas Santos obtuvo el bronce, con 22.79, y su resultado es muy interesante rumbo a los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Finalmente, la húngara Katinka Hosszu, la "Dama de Hierro" de la natación mundial, llegó a su cuarto título consecutivo y alargó su reinado en los 200 metros combinado individual, con un tiempo de dos minutos, siete segundos y 53 centésimas.

Quien en los Juegos Olímpicos Río 2016 ganó tres medallas de oro y una de plata se impuso con jerarquía sobre la china Shiwen Ye (2:08.60) y la canadiense Sydney Pickrem (2:08.70).