En la Hoguera

Otra mancha al tigre… ¿Qué tendrá que pasar en la entidad para que en verdad se haga un trabajo coordinado y efectivo entre las instancias de gobierno a favor de la población? El estado de ingobernabilidad que se vive en la mayoría de los municipios genera que sean los grupos delictivos los más beneficiados.

Ayer se conoció de un nuevo caso de abuso de autoridad por policías municipales de Chihuahua, cuando se reportó el deceso de un hombre que horas antes había sido ingresado a la Comandancia Sur por supuestos actos de violencia familiar.

Lo que llama la atención es que la víctima es un exagente de la Policía Ministerial, por lo que no se descarta que la aparente agresión que sufrió a manos de los uniformados, haya sido un “encargo” de quienes desde el inicio de la actual gestión de Javier Corral se adueñaron del estado bajo la mirada complaciente del gobierno amañecido.

No se le pueden pedir peras al olmo… Para no perder la costumbre que les puso Javier Corral Jurado, algunos de sus colaboradores responsabilizan al gobierno federal de las decisiones desacertadas que toman en el ejercicio de sus funciones.

Al menos así se desprende de las declaraciones del secretario de Educación, Carlos González Herrera, quien al ser cuestionado sobre la suspensión del programa de inclusión que se aplica en la Universidad Tecnológica de Chihuahua, señaló que éste no desaparece, pero se limitará debido a la “falta de apoyo del Gobierno Federal”.

Con sus declaraciones, deja más que evidente su incapacidad para sacar adelante los proyectos que resultan provechosos para la población. Pero cómo pedirle más si el propio desgobernador no ha podido ni querido ponerse a trabajar para el beneficio de nuestro estado.

Las palabras se las lleva el viento… Fiel a su forma de abordar los temas sensibles de la dinámica social y política del estado, el desgobernador ya emitió “sentencia” respecto a la acción de inconstitucionalidad que promovieron diputados locales contra el paquete económico del actual ejercicio fiscal.

El panista insistió que el recurso legal que entablaron los morenistas Miguel Ángel Colunga, Janet Francis Mendoza, Ana Carmen Estrada, Benjamín Carrera, Gustavo De la Rosa Hickerson, Leticia Ochoa, Francisco Humberto Chávez y Lourdes Valle Armendáriz, la pesista Marisela Sáenz Moriel y los priistas Rosa IseIa Gaytán y Omar Bazán, no tiene el suficiente sustento jurídico para su procedencia.

Hasta dijo que los mismos legisladores se han arrepentido de haber presentado dicha acción y prometió que los recursos que se obtengan por los ahorros en intereses de la deuda estatal se destinarán a mantenimiento y construcción de carreteras. ¿Pensará que los chihuahuenses aún le creen sus promesas vacías?

A llorar al valle… Precisamente para justificar la ineficiencia en la aplicación del presupuesto autorizado para el presente año, el pinocho gobernador dijo que instruyó a los secretarios a que apliquen una política de austeridad que implique la reducción de al menos el 20% en el gasto de cada dependencia.

Aunque retomó el discurso de que no habrá recortes en las áreas de gobierno, la realidad es que desde hace semanas empezaron a circular las listas de los “no deseados” que forman parte del grupo de empleados estatales que serán cesados en sus funciones, por lo que no le extrañe que en breve se conozca de este tipo de acciones por parte de los operadores de Palacio.

Fue enfático al señalar que no habrá una reducción en el sueldo que perciben él y sus más cercanos colaboradores, demanda que se ha tornado permanente frente a la supuesta crisis financiera por la que atraviesa la entidad.

Coser y cantar, todo es empezar… Como si no fuera suficiente con que Morena tenga mayoría en el Congreso de la Unión con la cual prácticamente puede hacer las reformas que quiere, la diputada María Alemán Muñoz Castillo (PRI) propuso al Congreso la creación de un Código Penal Único.

Según explica la priista, de esta forma se podrá combatir el delito de una manera integral y efectiva ya que serviría tanto a la federación como a los estados, pues se homologarían todas las conductas delictivas, así como sus respectivas sanciones.

Sin embargo, no deja de preocupar que con este tipo de propuestas, poco a poco se va minando la autonomía de los estados, se pone en entredicho la existencia de policías estatales y municipales y se da pie para centralizar el poder en nuestro país, tal como ocurrió en Venezuela en el gobierno de Hugo Chávez.

Hasta lo que no se comen les hace daño… Los oponentes al gobierno municipal independiente encuentran cualquier pretexto para criticar las actividades que emprende el alcalde Armando Cabada y tratan de denostar su imagen.

El caso más reciente fue el de la publicación de un tríptico “pirata” en el que supuestamente la Secretaría de Seguridad Pública Municipal recomienda a las mujeres que para su protección, no utilicen ropa provocativa.

Por supuesto que los denostados actores políticos hicieron uso de sus boots para convertir en viral dicho comentario, exhibiendo la pobreza de ideas para tratar de contrarrestar la popularidad del presidente municipal.

A río revuelto, ganancia de pescadores… Los propietarios de los automóviles “chuecos” encontraron la forma de evadir el decomiso de las unidades por parte de las diferentes instancias de gobierno.

En los últimos meses empezaron a proliferar en Juárez vehículos identificados como miembros de los grupos de radio banda civil, con denominaciones de todo tipo, pero que evidentemente no cuentan con los elementos suficientes para brindar el supuesto auxilio vial que ofrecen.

Desde hace más de 10 años en la frontera operan por lo menos 15 agrupaciones reconocidas por el gobierno, pero actualmente esa cifra se ha triplicado y los supuestos socios ni siquiera cuentan con un radio de banda civil en el cual puedan recibir los llamados de auxilio de la población, por lo que existe la sospecha que solo fueron creadas para identificar a los “autos chuecos”.

El que tenga oídos que oiga… En marzo, el 74.6% de la población adulta en zonas urbanas del país consideró que la ciudad en la que reside es insegura, según datos del INEGI en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.

Esta encuesta muestra que las mujeres se sienten cada vez más inseguras, pues 79.6% de ellas así lo manifestaron, cifra que es 1.6% más respecto a diciembre. En contraste, la percepción de inseguridad en los hombres fue de 68.3%, una caída 0.3% frente al cierre de 2018.

Para estos mexicanos, los lugares donde se siente más inseguros son los cajeros automáticos en vía pública, el transporte público, el banco y la calle que habitualmente transitan. El miedo a ser objeto de un delito ha provocado que los ciudadanos cambien sus hábitos y que ahora 6 de cada 10 adultos no llevan consigo dinero o cosas de valor y 55.5% ya no camina por la calle de noche.