Sunny

7°C

Sunny

Natalia Ángel (Primera Parte)

Walter Schaefer.- Integrante del universo de la prensa escrita, recibí a inicios de diciembre una reseña promocional sobre la artista y el lanzamiento en plataformas digitales de SER, ya muy próximo a aparecer en CD.

Me decidí a contactarla. Nos acostumbramos a concluir que alguien inicia al momento de surgir a la fama o al menos ante el gran público: nada más lejos de la verdad. Olvidamos que tras el inicial momento decisivo se acumulan años de propósitos, aprendizaje, dudas y sueños.

Respondió de inmediato, encantadora y atenta. Compartí las fechas de mi próxima estancia en la gran capital y de inmediato advertí su excelente disposicion a la entrevista.

Como toda profesional que valora la importancia de un excelente equipo de trabajo, la siguiente comunicación la recibí de Anel Navarrete, su Jefa de Prensa.

El día llegó: a pesar de que la artista, oriunda de Guadalajara debía partir esa noche a celebrar la época decembrina en familia me reservó una hora entre su anterior compromiso y su arribo al aeropuerto.

El sitio- muy convenientemente elegido por su equipo- fue 50 Friends Reforma, integrante de una cadena de fama por su decoración distinguida y cálida que invita a una conversación eterna.

Como escritor que me precio de ser y obsesivo con la puntualidad elegí un alojamiento bien situado y con casi dos horas de anticipación inicie mi andar por Paseo de la Reforma.

En mi camino recorrí una venta recién instalada de artesanías del Sureste y minutos después apareció una Feria del Libro.

Gasté estupendamente mi tiempo libre y, coincidencias del destino, la serie de stands concluía en la celebre Columna de la Independencia justo frente al sitio de la cita.

Elegí un sitio estratégico, prestos la pluma y el papel así como un ejemplar de mi libro de arte el cual habia decidido como obsequio.

Los minutos transcurrieron con la mirada en los atractivos ventanales anticipando la llegada de la artista.

Por supuesto habia ya memorizado su apariencia en infinidad de imágenes, mas localizar en específico a determinada chica alta, distinguida y bella en una zona exclusiva es buscar una aguja en un pajar; a los cuantos minutos ingreso una joven.

Cruzamos miradas más la tenue luz no facilitaba el momento y finalmente decidio por un sitio frente al fuego de la contemporanea chimenea. Tras unos instantes- con pena lo confieso-fue ella quien tomó la iniciativa de acercarse.

Finalmente reunidos conversamos de cualquier tema a fin de establecer la zona de confort. Mis entrevistas se centran en el personaje más que en la obra; busco la introspección y ello requiere tiempo y profundidad, felizmente logro la confianza del entrevistado y la conversacion se prolonga siempre por mucho más del tiempo acordado en beneficio de los recuerdos del artista,  de mi texto y del lector.

Me encontraba frente a la muy talentosa Natalia Ángel...