Mostly Sunny

9°C

Mostly Sunny

Clima:
Imprimir esta página

Don Federico Terrazas

Padre Mario Manríquez.- “Don Federico Terrazas Torres falleció en la ciudad de Chihuahua el pasado 4 de septiembre a sus 86 años de edad y en el día en que GCC cumple su 77 aniversario. Aunque él ya no estará con nosotros, su extraordinario legado continuará formando parte de GCC por siempre y en cada uno de quienes tuvimos la fortuna de trabajar con él.

A nombre de todo el equipo GCC, expresamos nuestras más sinceras condolencias a Federico Terrazas Becerra, presidente del Consejo de Administración y a toda su familia, deseándoles encuentren la fortaleza y esperanza necesarias en este momento tan difícil“

Con estas palabras el grupo GCC daba a conocer la noticia de la muerte de Don Federico. Nació el 25 de julio de 1932 en la ciudad de Chihuahua, en el seno de una familia católica, sin duda esa fue la gran herencia de sus padres, un valor que lo acompañó toda su vida. Obtuvo su grado de contador público en el Tecnológico de Monterrey.

Su vida como profesionista inició trabajando en el Grupo Aceros de Chihuahua. En 1977 fue nombrado presidente del Consejo de Cementos de Chihuahua, puesto que desempeñó hasta 1992 cuando, por su iniciativa, se conformó el Grupo Cementos de Chihuahua que ingresó a la Bolsa Mexicana de Valores.

Un paso muy grande que solo una persona con grandes valores y disciplina pudo hacer posible. ¡Quién puede olvidar la puntualidad de Don Federico, su manera respetuosa de conducirse en el trato con todos los compañeros de trabajo! Siempre un caballero y el trato con todas las personas que encontraba a su paso.

Habría muchas cosas que platicar de su desempeño como líder empresarial, siempre echado para adelante y pensando en grande. El Crecimiento del Grupo Cementos de Chihuahua, es solamente un parámetro que nos permite darnos cuenta de su astucia y entrega en el campo de los negocios.

Pero no sería justo hablar solamente de esta faceta de su vida, ya que en realidad lo que más le apasionaba era la cuestión social, la construcción de escuelas para abatir el rezago en la educación primaria, la fundación del mismo Campus Instituto Tecnológico de Monterrey en Chihuahua en 1976, la fundación del Instituto Pedagógico Chihuahuense, el cual formó a 2,000 maestros en 35 años, entre otros proyectos que impulsaron decididamente la educación en nuestro estado.

También la salud le interesaba, por ello impulsó la creación del hospital CIMA que cuenta hoy por hoy con un centro oncológico de primer nivel. La unidad de Radioterapia de este centro es la más moderna de toda América Latina.

Amaba profundamente a su Iglesia, creó junto con otras personalidades Misiones Coloniales de Chihuahua AC, para apoyar la conservación de las antiguas misiones y templos tanto jesuitas como franciscanos. Hoy por hoy una de las riquezas más grandes del patrimonio cultural de Chihuahua.

Una de las obras más trascendentes, sin duda, fue su intervención en la construcción del altar para la Misa que celebró el Papa en Ciudad Juárez, el 17 de febrero del 2016. Asistió al lugar de la construcción y pidió a empresa que dirigió durante tantos años: “que no falte el material necesario” y nunca faltó material. Fue gracias a ese impulso y al apoyo de su hijo Federico Terrazas Becerra que nunca faltó material que se logró la construcción de esta maravillosa obra en un tiempo récord.

Se comenzó el 28 de diciembre de 2015 con el piso cubierto de nieve y se terminó el 14 de febrero de 2016. Por errores del Estado Mayor algunas persona no pudieron entrar a la celebración de la Misa del Papa, Don Federico fue uno de ellos y su actitud fue realmente edificante, nunca un reproche por el suceso, ni un reclamo, una persona muy fina en su trato con el prójimo siempre.

Y también las obras sociales de la Iglesia contaron siempre con su apoyo, la misma expansión de la obra salesiana en Ciudad Juárez no hubiera sido posible sin el apoyo personal de Don Federico.

En una ocasión, platicando con él, en el Parque del Oasis reconocía las bondades de la maquiladora, pero también reconocía con mucha objetividad cómo hay dos grandes pendientes de la industria maquiladora para con Ciudad Juárez.

Por un lado, no ha generado la riqueza que se esperaba a los juarenses porque no hay un desarrollo considerable de proveeduría local y segundo porque no se ha invertido lo que se debe en creación de infraestructura social.

Ahí me di cuenta de su mentalidad empresarial impregnada de un gran compromiso social y humano, por eso sus empresas tenían otra perspectiva, en las que he conocido se respira otro ambiente de progreso y superación, más humano, más cálido, más de equipo, más familiar. Tal era el talante del hombre que ahora se nos ha adelantado a la casa de Dios. ¡Descanse en Paz Don Federico!

¡Dios bendijo a Ciudad Juárez!

Don Federico Terrazas
Logo
Imprimir esta página

Don Federico Terrazas

Don Federico Terrazas

Padre Mario Manríquez.- “Don Federico Terrazas Torres falleció en la ciudad de Chihuahua el pasado 4 de septiembre a sus 86 años de edad y en el día en que GCC cumple su 77 aniversario. Aunque él ya no estará con nosotros, su extraordinario legado continuará formando parte de GCC por siempre y en cada uno de quienes tuvimos la fortuna de trabajar con él.

A nombre de todo el equipo GCC, expresamos nuestras más sinceras condolencias a Federico Terrazas Becerra, presidente del Consejo de Administración y a toda su familia, deseándoles encuentren la fortaleza y esperanza necesarias en este momento tan difícil“

Con estas palabras el grupo GCC daba a conocer la noticia de la muerte de Don Federico. Nació el 25 de julio de 1932 en la ciudad de Chihuahua, en el seno de una familia católica, sin duda esa fue la gran herencia de sus padres, un valor que lo acompañó toda su vida. Obtuvo su grado de contador público en el Tecnológico de Monterrey.

Su vida como profesionista inició trabajando en el Grupo Aceros de Chihuahua. En 1977 fue nombrado presidente del Consejo de Cementos de Chihuahua, puesto que desempeñó hasta 1992 cuando, por su iniciativa, se conformó el Grupo Cementos de Chihuahua que ingresó a la Bolsa Mexicana de Valores.

Un paso muy grande que solo una persona con grandes valores y disciplina pudo hacer posible. ¡Quién puede olvidar la puntualidad de Don Federico, su manera respetuosa de conducirse en el trato con todos los compañeros de trabajo! Siempre un caballero y el trato con todas las personas que encontraba a su paso.

Habría muchas cosas que platicar de su desempeño como líder empresarial, siempre echado para adelante y pensando en grande. El Crecimiento del Grupo Cementos de Chihuahua, es solamente un parámetro que nos permite darnos cuenta de su astucia y entrega en el campo de los negocios.

Pero no sería justo hablar solamente de esta faceta de su vida, ya que en realidad lo que más le apasionaba era la cuestión social, la construcción de escuelas para abatir el rezago en la educación primaria, la fundación del mismo Campus Instituto Tecnológico de Monterrey en Chihuahua en 1976, la fundación del Instituto Pedagógico Chihuahuense, el cual formó a 2,000 maestros en 35 años, entre otros proyectos que impulsaron decididamente la educación en nuestro estado.

También la salud le interesaba, por ello impulsó la creación del hospital CIMA que cuenta hoy por hoy con un centro oncológico de primer nivel. La unidad de Radioterapia de este centro es la más moderna de toda América Latina.

Amaba profundamente a su Iglesia, creó junto con otras personalidades Misiones Coloniales de Chihuahua AC, para apoyar la conservación de las antiguas misiones y templos tanto jesuitas como franciscanos. Hoy por hoy una de las riquezas más grandes del patrimonio cultural de Chihuahua.

Una de las obras más trascendentes, sin duda, fue su intervención en la construcción del altar para la Misa que celebró el Papa en Ciudad Juárez, el 17 de febrero del 2016. Asistió al lugar de la construcción y pidió a empresa que dirigió durante tantos años: “que no falte el material necesario” y nunca faltó material. Fue gracias a ese impulso y al apoyo de su hijo Federico Terrazas Becerra que nunca faltó material que se logró la construcción de esta maravillosa obra en un tiempo récord.

Se comenzó el 28 de diciembre de 2015 con el piso cubierto de nieve y se terminó el 14 de febrero de 2016. Por errores del Estado Mayor algunas persona no pudieron entrar a la celebración de la Misa del Papa, Don Federico fue uno de ellos y su actitud fue realmente edificante, nunca un reproche por el suceso, ni un reclamo, una persona muy fina en su trato con el prójimo siempre.

Y también las obras sociales de la Iglesia contaron siempre con su apoyo, la misma expansión de la obra salesiana en Ciudad Juárez no hubiera sido posible sin el apoyo personal de Don Federico.

En una ocasión, platicando con él, en el Parque del Oasis reconocía las bondades de la maquiladora, pero también reconocía con mucha objetividad cómo hay dos grandes pendientes de la industria maquiladora para con Ciudad Juárez.

Por un lado, no ha generado la riqueza que se esperaba a los juarenses porque no hay un desarrollo considerable de proveeduría local y segundo porque no se ha invertido lo que se debe en creación de infraestructura social.

Ahí me di cuenta de su mentalidad empresarial impregnada de un gran compromiso social y humano, por eso sus empresas tenían otra perspectiva, en las que he conocido se respira otro ambiente de progreso y superación, más humano, más cálido, más de equipo, más familiar. Tal era el talante del hombre que ahora se nos ha adelantado a la casa de Dios. ¡Descanse en Paz Don Federico!

¡Dios bendijo a Ciudad Juárez!

Publicaciones Graficas Rafime S. de R. L. (JMB)