Clear

0°C

Clear

Clima:
Imprimir esta página

“Presiento… Corral”

Candelario González Villa.- Tengo un presentimiento. En la última visita de Andrés Manuel López Obrador a nuestra ciudad, empezó a programar el apoyo que brindará al estado y por supuesto a Ciudad Juárez, pero una vez que levantó el vuelo, Javier Corral Jurado, desafortunadamente desgobernador de nuestro estado, arreció con sus acostumbradas críticas.

Ahora y según él, su nueva obra teatral tiene como guión defender la Soberanía Estatal y el Pacto Federal, ante la presencia de un futuro delegado nombrado por el Poder Ejecutivo, es decir, el presidente de la República. Las funciones del próximo delegado es servir de enlace y supervisar que los recursos federales se apliquen para lo que estén destinados, además, su función de gestoría a la ciudadanía.

Conociendo el carácter del gobernador Corral, proclive al protagonismo, cualidad innata, todo se puede esperar. En mi opinión muy personal, tendrá Corral serias confrontaciones con el nuevo gobierno, es difícil, o más bien imposible, comprender al gobernador, pues siempre tiene a flor de labios el patético discurso fantástico y demagogo. Da tedio escucharlo, a sabiendas que tiene al estado patas para arriba, en la inseguridad y en el olvido en todos los rubros.

Deseo fervientemente que mi presentimiento no se haga realidad, los chihuahuenses no merecemos tanta calamidad, pero nos lo hemos ganado a pulso con personajes empoderados por un pueblo que sin reflexión los llevó a ocupar puestos gubernamentales. Siempre lo he dicho, un voto con resentimiento es darle un arma letal a demagogos y simuladores.

La Historia, materia que los mexicanos desechamos, según los neoliberales y las derechas, por obsoleta y caduca, le abrió el espacio al utilitarismo; la Historia, cuánto dolor nos pudo evitar. Nos hubiese llevado al análisis profundo de partidos y los personajes que son catapultados a la fama y el poder y que son el origen de una clase política que medra y vegeta en el erario; ese es el origen de Javier Corral.

A dos años del empoderamiento de Javier Corral, su administración se caracteriza por la ausencia de resultados o logros que reafirmen sus promesas de campaña. Por el contrario, el deterioro de la entidad salta a la vista.

Hoy Corral navega entre el discurso y la soberbia, no se diga en la incongruencia con su interpretación errónea del concepto y significado de Democracia, pues es sabido que ésta se consolida en la participación ciudadana y en el bienestar de la sociedad en su conjunto.

Un gobernador que solamente tiene visión para la grilla, el ruido y la controversia, no se debe considerar demócrata; es necesario analizar su conducta, entre las mentiras y la estridencia.

Judicializar todo, acomodar personal afín a su modo de gobernar o estigmatizar a los medios y tratar de imponer su criterio en las políticas municipales de la entidad, nos exhibe el político fascista que logró el poder falseando el verdadero espíritu de la democracia.

¿Qué puede entender de la problemática del agro, de la educación, de la seguridad laboral, de la salud? Nada. Su actividad laboral han sido las curules, las grillas partidistas, histriónico en el quehacer político, demagogo por excelencia, astuto para saber aplicar su discurso en las masas del resentimiento y el coraje.

Hoy a Chihuahua le cayó el 20, una vez más engañado por el panismo, sí, ese que hoy ataca al PRI, fingiendo demencia para no reconocer su complicidad en el saqueo y despojo a la Nación, que ambos aprobaron. Apuesto doble contra sencillo que Corral estará en todo lo que suene a ruido para desestabilizar a la administración de López Obrador, y así, ¿qué puede esperar Chihuahua?

“Entre ciegos, el tuerto es rey”, palabras de mi abuelo materno, y viene al caso porque Corral logró penetrar en la ciudadanía que se niega a la reflexión, a la organización y a la participación, una sociedad que le dio cabida a su “bravura” antisistema para impresionar a periodistas e intelectuales con su “intelectualidad” y cultura de solapa. No cabe duda que los merolicos están en franca evolución.

Presiento…

“Presiento… Corral”
Logo
Imprimir esta página

“Presiento… Corral”

“Presiento… Corral”

Candelario González Villa.- Tengo un presentimiento. En la última visita de Andrés Manuel López Obrador a nuestra ciudad, empezó a programar el apoyo que brindará al estado y por supuesto a Ciudad Juárez, pero una vez que levantó el vuelo, Javier Corral Jurado, desafortunadamente desgobernador de nuestro estado, arreció con sus acostumbradas críticas.

Ahora y según él, su nueva obra teatral tiene como guión defender la Soberanía Estatal y el Pacto Federal, ante la presencia de un futuro delegado nombrado por el Poder Ejecutivo, es decir, el presidente de la República. Las funciones del próximo delegado es servir de enlace y supervisar que los recursos federales se apliquen para lo que estén destinados, además, su función de gestoría a la ciudadanía.

Conociendo el carácter del gobernador Corral, proclive al protagonismo, cualidad innata, todo se puede esperar. En mi opinión muy personal, tendrá Corral serias confrontaciones con el nuevo gobierno, es difícil, o más bien imposible, comprender al gobernador, pues siempre tiene a flor de labios el patético discurso fantástico y demagogo. Da tedio escucharlo, a sabiendas que tiene al estado patas para arriba, en la inseguridad y en el olvido en todos los rubros.

Deseo fervientemente que mi presentimiento no se haga realidad, los chihuahuenses no merecemos tanta calamidad, pero nos lo hemos ganado a pulso con personajes empoderados por un pueblo que sin reflexión los llevó a ocupar puestos gubernamentales. Siempre lo he dicho, un voto con resentimiento es darle un arma letal a demagogos y simuladores.

La Historia, materia que los mexicanos desechamos, según los neoliberales y las derechas, por obsoleta y caduca, le abrió el espacio al utilitarismo; la Historia, cuánto dolor nos pudo evitar. Nos hubiese llevado al análisis profundo de partidos y los personajes que son catapultados a la fama y el poder y que son el origen de una clase política que medra y vegeta en el erario; ese es el origen de Javier Corral.

A dos años del empoderamiento de Javier Corral, su administración se caracteriza por la ausencia de resultados o logros que reafirmen sus promesas de campaña. Por el contrario, el deterioro de la entidad salta a la vista.

Hoy Corral navega entre el discurso y la soberbia, no se diga en la incongruencia con su interpretación errónea del concepto y significado de Democracia, pues es sabido que ésta se consolida en la participación ciudadana y en el bienestar de la sociedad en su conjunto.

Un gobernador que solamente tiene visión para la grilla, el ruido y la controversia, no se debe considerar demócrata; es necesario analizar su conducta, entre las mentiras y la estridencia.

Judicializar todo, acomodar personal afín a su modo de gobernar o estigmatizar a los medios y tratar de imponer su criterio en las políticas municipales de la entidad, nos exhibe el político fascista que logró el poder falseando el verdadero espíritu de la democracia.

¿Qué puede entender de la problemática del agro, de la educación, de la seguridad laboral, de la salud? Nada. Su actividad laboral han sido las curules, las grillas partidistas, histriónico en el quehacer político, demagogo por excelencia, astuto para saber aplicar su discurso en las masas del resentimiento y el coraje.

Hoy a Chihuahua le cayó el 20, una vez más engañado por el panismo, sí, ese que hoy ataca al PRI, fingiendo demencia para no reconocer su complicidad en el saqueo y despojo a la Nación, que ambos aprobaron. Apuesto doble contra sencillo que Corral estará en todo lo que suene a ruido para desestabilizar a la administración de López Obrador, y así, ¿qué puede esperar Chihuahua?

“Entre ciegos, el tuerto es rey”, palabras de mi abuelo materno, y viene al caso porque Corral logró penetrar en la ciudadanía que se niega a la reflexión, a la organización y a la participación, una sociedad que le dio cabida a su “bravura” antisistema para impresionar a periodistas e intelectuales con su “intelectualidad” y cultura de solapa. No cabe duda que los merolicos están en franca evolución.

Presiento…

Publicaciones Graficas Rafime S. de R. L. (JMB)