Partly Cloudy

32°C

Partly Cloudy

Clima:

MUSEO DOLORES OLMEDO

Walter Schaefer.- Continuando nuestro recorrido habíamos previsto la mañana en el Museo Frida Kahlo -la célebre Casa Azul- donde se encuentran sus cenizas, la máscara mortuoria y el famoso espejo, culpable de sus inicios en el arte. 

La interminable fila de ingreso nos hizo desistir de nuestros propósitos y optar por el Museo Dolores Olmedo. Un tanto desconocido para el turista, contaba tal vez con una veintena de visitantes, a pesar del simbólico costo de entrada y de encontrarnos en época vacacional. 

Iniciemos con la muy interesante vida de la fundadora. Nacida en 1908 de familia humilde quedó huérfana de padre a muy temprana edad, lo que empeoró la situación. Siempre emprendedora, cierta ocasión al acudir a la farmacia en cuya planta alta residían, el boticario le comentó que le había sido ofrecida en venta una pequeña tabiquera… ¿Se interesaría ella? 

De inmediato acudió a conocerla, solicitando un crédito a Banco Nacional de México. Así, fue adquiriendo una a una las de la zona de Naucalpan. Su principal competidor llegó a ser con el tiempo su gran amigo y socio, por lo que ambos llegarían a controlar la totalidad de producción en la zona. 

El gobierno Federal emitió la licitación para la construcción de varias terminales. La audaz empresaria se erigió vencedora, mas ahora surgía un pequeño problema: ¡¡requería cinco millones de dólares, de aquellos tiempos!! 

Decidió recurrir a un potentado de los Estados Unidos, se comunicó con él ofreciéndole la sociedad y el hombre, sorprendido y divertido al conocer a una dama en la industria de la construcción, aceptó. 

Así inició la que llegaría a ser una fabulosa fortuna, construyendo la Estación de Ferrocarriles de Buenavista, el edificio del Sindicato de Electricistas y cuatro mil casas en la Nueva Colonia Santa María. 

Por aquel entonces sus caminos se cruzarían con los de Bernardo Quintana, quien había iniciado una constructora desde su garaje. La oportunidad de construcción de caminos y carreteras en el gobierno Federal abundaban y de la asociación con el hombre nació el conglomerado ICA, la mayor constructora de Latinoamérica. 

A partir de ese momento -expresó quien no le pide nada a La Doña en cuestión de carácter- “pude hacer lo que quise”. 

En su adolescencia había conocido a Diego Rivera y había posado para él: ¡¡cuándo habría de imaginar el gran muralista que aquella niña sería la protectora de la última etapa de su vida!! 

Dolores recibió de él algunas obras en obsequio, luego adquirió otras y el artista comprendió que había encontrado a la persona idónea para preservar su legado. Al final de su vida Rivera recibió apoyo económico de la empresaria en su tratamiento contra el cáncer. Dolores revela que los murales de Diego prácticamente no le reportaban utilidad económica ya que al menos en México le pagaban… ¡¡A veinte pesos el metro cuadrado!! 

El artista, sabedor de los alcances económicos de su protectora, le sugirió adquirir algunas obras más a fin de redondear la colección. Asimismo, adquirió obra de dos de las esposas del artista: Frida Kahlo y Angelina Beloff. 

Seguramente este es un caso único en la historia del arte universal, que un coleccionista se limite a tres artistas, a mayor abundamiento, todos emparentados entre sí. 

Según la fuente que se consulte los números varían ligeramente; consensuando, la colección consta de 145 obras de Rivera, 25 de Frida y 42 de Beloff, así como 600 piezas prehispánicas y cuatro mil libros de arte y arqueología. 

En el año 1962 Olmedo adquirió la Hacienda la Noria, la cual databa del Siglo XVI y se ubicaba frente a la Casa de Hernán Cortez, así como varios terrenos adyacentes, restaurándola por completo con materiales de la época. Siempre expresó su deseo de convertirla en museo, inaugurándolo en 1994. 

Sus hectáreas de impecables jardines y decenas de pavorreales, los cuales encontramos en época de celo, intentando interesar a las hembras con su despliegue multicolor, así como los históricos canes xoloizcuintles que circulan libremente por la propiedad convierten la travesía en inolvidable antes incluso de ingresar a la majestuosa edificación. 

Respuesta a la pregunta anterior: Las obras cumbre de Juan Rulfo son “Pedro Páramo” y “El Llano en Llamas”. 

Lectora con la respuesta correcta: María Luisa Martínez. 

Trivia de Hoy: Nombre completo de Dolores Olmedo. 

¡¡PARTICIPE!! Últimas dos semanas. Próximo premio: desayuno para cinco personas el día 10 de mayo en el restaurante de su elección al lector que acumule mayor número de respuestas correctas. 

 

Con gusto recibiré su respuesta, sugerencias y comentarios a mi correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a mi FB Walter Schaefer Trujillo. 

Más en esta categoría: « A LOS QUE IRÁN A VOTAR EN LA HOGUERA »