Sunny

28°C

Sunny

Clima:
Imprimir esta página

Destruye PGR más de 65 toneladas de droga

México.- La Procuraduría General de la República (PGR) incineró y destruyó durante este fin de semana, en eventos por separado en Jalisco, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa y Durango, más de 65 toneladas de droga y sustancias químicas, como parte de la Estrategia Nacional para la Destrucción de Estupefacientes.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo puso en marcha el programa “Bodegas Vacías”, en todas sus delegaciones estatales, en coordinación con el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.

El programa consiste en la destrucción de objetos, instrumentos y productos del delito almacenados en bodegas de indicios en la República Mexicana.

En Zapopan, Jalisco, se incineraron más de 46 toneladas de narcóticos, material apócrifo y precursores químicos, además de máquinas tragamonedas y 16 mil litros de alcohol adulterado.

El acto estuvo encabezado por Alberto Elías Beltrán, Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República.

La incineración en Baja California se llevó a cabo en Instalaciones del 28 Batallón de infantería de la Segunda Zona Militar en Tijuana y comprendió ocho toneladas 259 kilos y 26 mil 868 pastillas de fentanilo; entre lo destruido, se destacan tres toneladas 575 kilos 140 gramos de metanfetamina y cuatro toneladas 638 kilos 220 gramos de marihuana.

Asimismo, la quema en Coahuila sumó más de cinco toneladas de marihuana. El evento se llevó a cabo en coordinación con el gobierno estatal, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Federal.

Asimismo, estuvieron presentes autoridades municipales, en un campo de tiro ubicado en la carretera 40 Matamoros-Mazatlán, tramo Saltillo-Torreón, en Saltillo, Coahuila.

En Chihuahua, se llevaron a cabo incineraciones, la primera en el Segundo Batallón de Infantería en Ciudad Cuauhtémoc y en el Noveno Regimiento de Caballería Motorizado de la Guarnición militar de la Plaza de la entidad.

La quema incluyó más de tres toneladas de droga. Además, en Durango fueron incinerados más de 82 kilogramos de narcóticos y objetos del delito, en las instalaciones de la Zona Militar.

Sinaloa incineró más de tres toneladas de precursores, así como más de 30 mil litros de sustancias químicas para la elaboración de drogas sintéticas, asegurados en operativos realizados por instituciones de seguridad de los tres niveles de gobierno.

La destrucción se llevó a cabo en una empresa especializada y autorizada para tal fin, previa práctica de las diligencias del Ministerio Público federal, peritos especializados en química forense y policías federales ministeriales.

Los eventos se realizaron en coordinación con los tres niveles de gobierno de esas entidades y con el apoyo de personal de la Sedena.

Participaron también de agentes del Ministerio Público federal y representantes del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes dieron fe de la autenticidad y peso de los estupefacientes incinerados y objetos del delito destruidos.

Destruye PGR más de 65 toneladas de droga
Logo
Imprimir esta página

Destruye PGR más de 65 toneladas de droga

Destruye PGR más de 65 toneladas de droga

México.- La Procuraduría General de la República (PGR) incineró y destruyó durante este fin de semana, en eventos por separado en Jalisco, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa y Durango, más de 65 toneladas de droga y sustancias químicas, como parte de la Estrategia Nacional para la Destrucción de Estupefacientes.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo puso en marcha el programa “Bodegas Vacías”, en todas sus delegaciones estatales, en coordinación con el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.

El programa consiste en la destrucción de objetos, instrumentos y productos del delito almacenados en bodegas de indicios en la República Mexicana.

En Zapopan, Jalisco, se incineraron más de 46 toneladas de narcóticos, material apócrifo y precursores químicos, además de máquinas tragamonedas y 16 mil litros de alcohol adulterado.

El acto estuvo encabezado por Alberto Elías Beltrán, Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República.

La incineración en Baja California se llevó a cabo en Instalaciones del 28 Batallón de infantería de la Segunda Zona Militar en Tijuana y comprendió ocho toneladas 259 kilos y 26 mil 868 pastillas de fentanilo; entre lo destruido, se destacan tres toneladas 575 kilos 140 gramos de metanfetamina y cuatro toneladas 638 kilos 220 gramos de marihuana.

Asimismo, la quema en Coahuila sumó más de cinco toneladas de marihuana. El evento se llevó a cabo en coordinación con el gobierno estatal, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Federal.

Asimismo, estuvieron presentes autoridades municipales, en un campo de tiro ubicado en la carretera 40 Matamoros-Mazatlán, tramo Saltillo-Torreón, en Saltillo, Coahuila.

En Chihuahua, se llevaron a cabo incineraciones, la primera en el Segundo Batallón de Infantería en Ciudad Cuauhtémoc y en el Noveno Regimiento de Caballería Motorizado de la Guarnición militar de la Plaza de la entidad.

La quema incluyó más de tres toneladas de droga. Además, en Durango fueron incinerados más de 82 kilogramos de narcóticos y objetos del delito, en las instalaciones de la Zona Militar.

Sinaloa incineró más de tres toneladas de precursores, así como más de 30 mil litros de sustancias químicas para la elaboración de drogas sintéticas, asegurados en operativos realizados por instituciones de seguridad de los tres niveles de gobierno.

La destrucción se llevó a cabo en una empresa especializada y autorizada para tal fin, previa práctica de las diligencias del Ministerio Público federal, peritos especializados en química forense y policías federales ministeriales.

Los eventos se realizaron en coordinación con los tres niveles de gobierno de esas entidades y con el apoyo de personal de la Sedena.

Participaron también de agentes del Ministerio Público federal y representantes del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes dieron fe de la autenticidad y peso de los estupefacientes incinerados y objetos del delito destruidos.

Publicaciones Graficas Rafime S. de R. L. (JMB)