Partly Cloudy

21°C

Partly Cloudy

Clima:

ATAQUE DEJA 42 MUERTOS; NIEGAN CRIMEN DE GUERRA

WASHINGTON-El Pentágono afirmó ayer que el bombardeo a un hospital de Médicos sin Fronteras en Afganistán no es un crimen de guerra porque “no fue deliberado” y confirmó sanciones leves a 16 militares por una operación que dejó 42 muertos y que se produjo “en una extremadamente intensa situación de combate”. 

“El hecho de que no fuese intencionado lo exime del ámbito de constituir un crimen de guerra deliberado”, señaló el general Joseph L. Votel, que dirige el Comando Central a cargo de las operaciones estadounidenses en Oriente Medio, en una rueda de prensa. 

En la presentación de la investigación oficial del ataque que dejó 42 muertos en Kunduz, en el norte de Afganistán, Votel consideró lo ocurrido como un “trágico” evento consecuencia de “una combinación de errores humanos y técnicos”. 

 

El militar agregó que el Ejército de EE.UU. está “completamente comprometido con aprender de esta tragedia y minimizar el riesgo de muertes civiles durante futuras operaciones de combate”.